El campeón del mundo de trial, Benito Ros, pedaleó hasta el Colegio para ofrecernos un espectáculo alucinante.

Los profes de Educación Física montaron un circuito de trial en el interior del pabellón y durante 30 minutos, Benito deleitó al público con saltos, acrobacias y equilibrios. 

Se vivieron momentos muy emocionantes y los alumnos de Primaria enmudecieron cuando Benito saltó por encima de la pértiga más de 1,5 metros. El silencio se podía cortar en el pabellón.  

También hubo alumnos muy valientes que se atrevieron a posar para que el campeón mundial saltara por encima de ellos.

Al finalizar el acto, Benito firmó autógrafos (y para los más atrevidos, camisetas y sudaderas) y animó a todos los niños a que practicaran algún deporte.